Emigrar a Canadá puede ser una de las decisiones más importantes que alguien toma en su vida, desafortunadamente, todavía hay personas que buscan aprovecharse de los posibles recién llegados (newcomers).

Dado que el sistema de inmigración de Canadá es complejo, tiene sentido solicitar asesoramiento formal de profesionales autorizados y/o fuentes autorizadas. Sin embargo, es importante reducir el riesgo de ser explotado por alguien que actúa de mala fe. Estas son algunas de las sugerencias para prevenir el fraude en Canadá.

Estafas a tener en cuenta

Falsos agentes de inmigración

Algunos representantes no autorizados se hacen pasar por consultores de inmigración canadienses regulados (RCIC). En este escenario, lo principal a tener en cuenta es que los criterios para las entidades autorizadas que brindan servicios de inmigración son bastante limitados. Cualquier persona que brinde asesoramiento o representación sobre inmigración o ciudadanía canadiense a cambio de una tarifa, o cualquier otro beneficio, debe ser:

El uso de un proveedor de servicios autorizado no garantiza que su solicitud sea exitosa. Sin embargo, regula sus tarifas y garantiza que tendrá un proceso justo. Para verificar si alguien es parte del Colegio de Consultores de Inmigración de Canadá (CICC) por favor lea el siguiente artículo:

Estafadores que usan credenciales de la CBSA

Las técnicas de los estafadores se han vuelto más sofisticadas y, a veces, pueden parecer empleados reales de la Agencia de Servicios Fronterizos de Canadá (CBSA). Estos estafadores solicitan de manera fraudulenta información personal como números de tarjetas de crédito o el Número de Seguro Social (SIN) de alguien.

La CBSA ha dejado en claro que nunca solicitarán un pago o un número SIN a través de un contacto que inicien. Por lo tanto, si alguien se pone en contacto con usted afirmando ser de la CBSA para solicitar cualquiera de estos datos, puede estar seguro de que se trata de una estafa.

Es importante mencionar que los estafadores pueden obtener un número de teléfono o una dirección de correo electrónico legítimos de la CBSA para solicitar información personal. También pueden usar logotipos de la CBSA o nombres y títulos de empleados legítimos. Sin embargo, si recibe un contacto de alguien que se hace pasar por de la CBSA y le solicita información de la tarjeta de crédito o su SIN, el gobierno de Canadá le recomienda «ignorar, colgar, no contestar el mensaje de texto o correo electrónico y denunciar el incidente al Centro Canadiense de Lucha contra el Fraude«.

Sitios web o aplicaciones móviles que se hacen pasar por ArriveCAN o proporcionan una eTA

Los estafadores también están buscando más vías para cometer fraude en Canadá. Algunos sitios web o aplicaciones móviles se hacen pasar por ArriveCAN o dicen proporcionar una autorización electrónica de viaje (eTA).

Tenga en cuenta que la aplicación ArriveCAN es de uso gratuito y nunca le cobrará por sus servicios. Por lo tanto, tenga en cuenta los sitios que ofrecen completar su información de ArriveCAN por una tarifa. Esto se puede hacer de forma gratuita a través de la aplicación legítima ArriveCAN. Además, una eTA solo se puede emitir a través del sitio web oficial del Gobierno de Canadá y solo cuesta $7. La eTA se adjuntará automáticamente a la información de su pasaporte cuando se haga a través del Gobierno de Canadá.

Si observa alguna de las estafas anteriores, puede informarlas directamente al Centro Canadiense Antifraude.

Artículos relacionados

¡Déjanos ayudarte!

Si tienes una pregunta general sobre inmigración a Canadá, completa el siguiente formulario. Sin embargo, si tienes preguntas específicas, te recomendamos reservar una sesión de consulta. Alternativamente, puedes completar nuestro formulario de evaluación.

    Síguenos en Google news