Según las leyes canadienses, las personas se dividen en tres grupos principales:

1.- Ciudadanos canadienses (definidos en las secciones 3 a 5 de la Ley de ciudadanía):

  • Personas que nacen dentro de Canadá (pueden aplicar condiciones), o
  • Las personas que nacieron fuera de Canadá cuyos padres son ciudadanos canadienses de primera generación (pueden aplicar condiciones), o
  • Personas que inmigraron a Canadá y más tarde se convirtieron en Ciudadanos Naturalizados.

2.- Residentes Permanentes de Canadá (definidos en la sección 12 de la Ley de Inmigración y Protección a Refugiados)

  • Personas que han inmigrado a Canadá bajo cualquiera de los programas de reunificación familiar, o
  • Personas que han inmigrado a Canadá bajo cualquiera de los programas de inmigración económica, o
  • Las personas que han inmigrado a Canadá como refugiados.

3.- Los extranjeros

Según la subsección 2 (1) de la Ley de Inmigración y Protección de Refugiados de Canadá (IRPA) “nacional extranjero significa una persona que no es ciudadano canadiense o residente permanente e incluye a personas sin estatus”.

Algunos ejemplos de ciudadanos extranjeros incluyen,

  • Estudiantes internacionales
  • Trabajadores extranjeros temporales
  • Turistas internacionales
  • Visitantes de negocios extranjeros
  • Diplomáticos extranjeros
  • Personas que se encuentran en Canadá sin documentos adecuados (es decir, residentes ilegales o residentes sin estatus)

El estatus de ser  Ciudadano, Residente Permanente o Extranjero es independiente de la ubicación de una persona. En otras palabras, un ciudadano canadiense sigue siendo ciudadano ya sea que viva dentro de Canadá o fuera de Canadá. Un residente permanente de Canadá sigue siendo un residente permanente a menos que pierda su residencia permanente debido a problemas de inadmisibilidad (por ejemplo, debido a terrorismo o delitos graves) o que no cumplan con sus requisitos de residencia (en virtud del artículo 28 de la IRPA).

Un residente permanente que pierde su residencia permanente se convierte en ciudadano extranjero. Un ciudadano que pierde su ciudadanía puede convertirse en residente permanente o extranjero, dependiendo de las circunstancias que resultaron en la pérdida o renuncia de la ciudadanía.

Hay muchos caminos para que los ciudadanos extranjeros se conviertan en residentes permanentes y, finalmente, ciudadanos de Canadá. Esas vías son generalmente complicadas y no están disponibles para todos. Si lo desea, puede completar nuestro formulario de evaluación gratuito o solicitar una sesión de consulta para evaluar sus posibles oportunidades (si es su caso).

 

Al Parsai, MA, DTM, RCIC

Consultor Regulado de Inmigración de Canadá

Ashton College Instructor – Immigration Consulting

 

¡INSCRÍBETE AL BOLETÍN!

Aviso Legal (Esta es una traducción oficial de la página web en Inglés)

“Este artículo proporciona solamente información de carácter general. Es posible que ya no sea actual. No proporciona asesoramiento legal ni debe confiarse en él. Si tiene alguna pregunta legal específica, debe consultar con un abogado. Si usted está buscando algún asesoramiento oficial en inmigración oficial, contáctenos.”